Evitar y tratar las irritaciones de ojos y piel en las piscinas

tratar-el-agua-de-piscina-gracias-a-la-electrolisis-salina-0_ai1No solo durante el verano, sino el resto del año, cada vez hay más personas que por ocio o por deporte se meten en una piscina de forma regular. Sin duda, todos los expertos coinciden en señalar que la natación y otras actividades y deportes acuáticos son altamente recomendables para la inmensa mayoría de la población.

Irritaciones y piscinas

Ello no quiere decir que no haya determinadas dolencias, de mayor o menor gravedad, y molestias cuya aparición tiene una relación directa con el uso de las piscinas. Dentro de estas, unas de las más frecuentes y delicadas, por la importancia del órgano al que afectan, son las conocidas irritaciones de ojos. EL primer mito a derribar al respecto es que el causante siempre sea el alto nivel de cloro. Otros aspectos, como el nivel del pH pueden causar el mismo problema.

Prevenir la irritación de los ojos

Por eso, una de las mejores medidas preventivas que podemos tomar para minimizar el riesgo de sufrir esas molestias en los ojos, en la piel y en las mucosas en general, es mantener un nivel correcto de pH en el agua de nuestra piscina.

Recordemos que lo recomendado es que este oscile entre 7,2 y 7,6. Para actuar, en el caso de que se supere o no se llegue a estos baremos, existen productos específicos en el mercado. Tanto reductores como incrementadores del pH de demostrada eficacia que, además, contribuyen a controlar también el nivel de cloro libre en el agua, otro aspecto importante para mantener a raya estas molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *