Invertir en bombas de velocidad variable supone un considerable ahorro

Las bombas de velocidad variable para nuestras piscinas suponen unas ventajas interesantes con respecto a las tradicionales bombas de velocidad constaante que, y a pesar de ser más caras la inversión se amortiza en poco tiempo.

Bomba de velocidad variable para piscina MAX-FLO VS&tradeUna de las prioridades de los propietarios de piscinas es la de hacer lo más rentable posible su inversión. Una de las claves es proporcionarle el mejor de los mantenimientos, porque así nos aseguramos que su durabilidad aumenta. Elementos menos visibles, como el sistemas de filtrado o las bombas de agua deberían concentrar nuestra atención, pues de ellos depende en gran medida ese mantenimiento. Continuar leyendo “Invertir en bombas de velocidad variable supone un considerable ahorro”

Tratamiento y mantenimiento del agua de la piscina

mantenimiento del aguaPara asegurar un correcto mantenimiento del agua de la piscina es fundamental seguir las normas que a continuación os nombramos:

  • Dejar la bomba funcionando todos días desde las 10 de la mañana hasta que atardece.
  • En el caso de que la piscina tenga un problema de turbidez o de algas entonces la bomba ha de funcionar durante toda la noche.
  • Limpiar los filtros de arena una o dos veces a la semana. La arena del filtro debe cambiarse cada 3 ó 4 años
  • Si la presión del filtro es mayor de 1’3 se ha de realizar un lavado a contracorriente para invertir el sentido de la circulación del agua y expulsar al desagüe las materias que hayan sido filtradas.
  • Limpiar el prefiltro, es decir, el canastillo
  • El pH hay que medirlo una vez a la semana como mínimo. El valor del pH debe de estar entre 7’2 y 7’6 para evitar los ojos rojos y lograr la mejor eficiencia del uso del cloro. Si los niveles no son correctos puede usarse un producto incrementador de pH o uno reductor.
  • El cloro tiene como función destruir microorganismos como hongos o bacterias para mantener el agua limpia y cristalina. Por ello, es necesario medirlo al menos una vez a la semana en verano. (Debe mantenerse entre 1 y 1’5 partes por millón)
  • Duplicar la dosis de cloro si ha llovido o si ha habido una gran afluencia de gente en la piscina
  • En el caso de que viertas cloro en tu ropa aparecerá una mancha rosada o blanca, para quitarla vierte rápidamente un chorrito de alcohol sobre la mancha.
  • En cuanto a las algas, has de añadir de forma semanal la dosis apropiada. Asimismo, puedes añadir un poco cada vez que entre agua nueva, ya que ésta es más propicia a producir algas.