Pasos para diseñar piscinas de obra

piscinas de obraAunque existe una pugna importante con los modelos prefabricados, lo cierto es que, las piscinas de obra son la mejor opción para quienes, además de disfrutar de un espacio donde realizar actividades acuáticas y relajarse, están buscando un diseño y un proyecto exclusivo. Esta es la gran baza de las piscinas de obra, en las que cada elemento puede ser puesto a la medida de nuestros gustos y necesidades. Eso junto a que vamos a adquirir un producto para toda la vida.

Precisamente porque las piscinas de obra son una inversión a muy largo plazo, es conveniente dedicar todo el tiempo necesario a su diseño porque, solo así nos aseguramos que no dejamos ningún detalle sin considerar. El proyecto de las piscinas de obra para usos particulares tiene que seguir unos pasos muy concretos.

En primer lugar hay que calcular las dimensiones de las piscinas de obra en función al número de personas que van a utilizarlas habitualmente, teniendo como medida base unos 3,5 metros por individuo. Sin embargo, la profundidad solo se determina atendiendo a las preferencias del propietario, normalmente oscilando entre de 1,20 a 2,50 de la zona menos profunda a la más.

Sin duda, el segundo elemento esencial al diseñar piscinas de obra es la ubicación. Para decidir sin errores dónde instalar las piscinas de obra conviene tener en cuenta factores como la influencia del viento; la incidencia del sol, cuantas horas y en qué momentos, o si existe arbolado cercano, que podría dañar la piscina de obra con sus raíces, además del tipo de terreno y su perfil.