Ozono para el tratamiento de nuestra piscina

ozonoComo ya hemos hablado en otros artículos, el mantenimiento del agua de nuestra piscina es totalmente necesario para que las instalaciones puedan ser utilizadas en cualquier momento, sin suponer ningún tipo de riesgo para la salud de aquellas personas que estén disfrutando de un baño, ya sean niños o mayores.

Por otro lado, los estudios que se han ido realizando a lo largo de los años, han puesto de manifiesto que la utilización excesiva de productos químicos, para la limpieza del agua de la instalación acuática, también puede producir efectos nocivos en los bañistas, por lo que las empresas del sector, están en continua búsqueda de nuevos productos con los que se garantice la seguridad en el baño.

A partir de los años 50 se comenzó a utilizar un producto, conocido con el nombre de ozono como producto desinfectante y que es menos agresivo que el bromo o el cloro.

En la actualidad el ozono es el segundo elemento más oxidante que existe, por lo que es capaz de eliminar en muy pocos segundos contaminantes orgánicos, virus, bacterias, algas, etc.

A pesar de que es un gas con altos contenidos oxidantes, los últimos estudios realizados destacan que no produce ningún tipo de daños en animales ni humanos, debido a que la producción de ozono se realiza en pocas cantidades, ya que este solo puede ser dañino para el ser humano cuando la persona está expuesta a grandes concentraciones de ozono durante un largo periodo de tiempo.

generador de ozonoLa utilización del ozono en las piscinas se realiza a través de la instalación de un generador de ozono en el sistema de depuración, que se encargará de coger el aire del ambiente, filtrarlo, para posteriormente pasarlo por una célula de ozono. En esta célula y mediante pequeñas descargas eléctricas son conseguirá el ozono 03. El proceso finaliza con la inyección al circuito hidráulico de un pequeño compresor.